Classic pumpkin pie recipe

Pumpkin pie is a typical all-American dessert, mostly eaten in Thanksgiving and in Christmas, but I like to prepare it whenever I carve a Jack-o-lantern, to fully enjoy  its flesh. There are lots of delicious pumpkin pie recipes throughout the internet, but I’ve chosen two of them because of their yummy results. One comes from Martha Stewart’s site and the ingredients are in cups (conversor here!). Of course this recipe is in English, but I’m sure you know how to use Google translator :-). The other recipe is taken from i-Recetas; it’s in Spanish and it is also delicious. Now it’s up to you!

Martha Stewart’s Pumpkin Pie

Ingredients

  • 1/2 recipe Pate Brisee (Pie Dough)
  • All-purpose flour, for dusting
  • 2 cups homemade Pumpkin Puree, or 1 (15-ounce) can pumpkin puree
  • 3 large eggs, lightly beaten
  • 1/2 cup heavy cream
  • 1/2 cup packed dark-brown sugar
  • 1/2 teaspoon ground allspice
  • 1/2 teaspoon ground cinnamon
  • 1/2 teaspoon ground ginger
  • 1/2 teaspoon salt

Directions

  1. Preheat oven to 375 degrees. Lightly dust a clean work surface with flour, and roll pastry dough into a 12-inch circle. Line an 8-inch pie plate with pastry, and trim pastry so it’s even with edge of plate. Decorate edge with leaf shapes cut from excess pastry. Chill.
  2. In a medium bowl, combine pumpkin puree, eggs, cream, sugar, allspice, cinnamon, ginger, and salt. Whisk until well blended. Pour into chilled pastry shell. Bake until crust is golden brown, and custard is set, 50 to 55 minutes. Let cool before serving.

i-Recetas recipe

Ingredientes
Para un molde de 22 cm de diámetro y cerca de unos 3,5 de alto (mínimo)

  • Una base de masa dulce o masa quebrada. Mi preferida es la masa dulce, que he usado.
  • 425 gr. de puré de calabaza.
  • 400 gr. de leche condensada.
  • 2 huevos grandes.
  • 1 cucharilla de canela molida.
  • ½ cucharilla de jengibre.
  • ¼ a ⅛ de cucharilla de nuez moscada (opcional)
  • ¼ a ⅛ de cucharilla de pimienta de Jamaica.
  • Una pizca de clavo molido (opcional)
  • ½ cucharilla de sal.

Puré de calabaza

(1) Preparación del puré de calabaza. El puré de calabaza puede realizarse tanto mediante cocción (al vapor o en agua) como al horno. Personalmente prefiero hacerlo al horno, pues durante una cocción adquiere mucha agua, siendo necesario exprimirla y dejarla en reposo hasta que haya eliminado el exceso de líquido. Al horno, aunque también suelta agua, aunque en una cantidad mucho menor.

Cortamos la calabaza en trozos retirando las semillas, que podremos tostar para tomarlas como las famosas “pipas” de girasol, y las hebras que tiene en su interior. Los trozos no deben ser demasiado pequeños, si la calaba es pequeña la partiremos transversalmente por la mitad. La ponemos en una bandeja con la piel hacia abajo y horneamos entre unos 50 minutos a una hora y “pico” a 165º C, hasta que esté blandita. No debe tostarse ni quemarse, eso le daría un sabor indeseado, sólo debe cocerse lentamente hasta que la pulpa esté blanda y se deshaga relativamente fácil con un tenedor. Podemos taparla con papel de aluminio para que no se tueste.

Una vez cocida raspamos la piel, retiramos el relleno y hacemos puré, evitando que queden unas indeseables fibras y el puré sea homogéneo. Escurrimos el exceso de agua con un colador. Podemos dejarlo en un colador varias horas para que siga escurriendo. Reservamos hasta su utilización.

(2) Preparamos la base de acuerdo con la receta de la masa dulce y la introducimos en el frigorífico hasta el momento de ser usada, un mínimo de dos horas.
Estiramos la masa con un rodillo y entre dos bolsas de congelación o película de cocina, cualquier otro elemento haría que se pegase. Forramos el molde de 22 cm de diámetro hasta una altura de unos 3,5 cm. Pinchamos la superficie para evitar que suba. No es necesario hacer ningún prehorneado de la masa, estará cociéndose casi una hora. Reservamos en el frigorífico o en lugar frío.

(3) Precalentamos el horno a unos 210º C, aproximadamente. En un cuenco grande o tartera mezclamos el puré de calabaza con la leche condensada, las especias y la sal. Esta mezcla, y durante todo el proceso, debe hacerse con suavidad para evitar que coja aire, se agriete y deforme. Añadimos los huevos con cuidado, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el primero esté totalmente incorporado a la mezcla.

(4) Introducimos en el horno precalentado a unos 205-210º C durante un cuarto de hora, aproximadamente. Si vemos que se hincha demasiado bajaremos la temperatura. La idea es que la masa se ase y no quede cruda.
Pasados unos 15 minutos bajamos la temperatura hasta unos 170º C, aproximadamente, para que el relleno se haga de un modo homogéneo. Debe estar cociendo durante unos 40 minutos, justo hasta que veamos que está compacta (podemos pinchar con un cuchillo o brocheta para comprobar la cocción). Intentaremos no abrir el horno durante todo el tiempo de cocción para no bajar la temperatura de modo brusco y que quede la superficie perfectamente lisa.
Apagamos el horno y dejamos que baje la temperatura poco a poco. Se puede dejar el horno ligeramente entreabierto, poniendo una cuchara de palo para que no se cierre.

I want to thank and credit both sites for these recipes. I post them here as a quick reference for my students, in case you want me to delete them just let me know.

Advertisements

Have your say :)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s